jueves, 31 de julio de 2008

Un pellizco en el alma y un homenaje


Hoy quiero hablar de mi madre.
De ese pellizco que tengo en el alma desde el 12 de febrero de 2008.
De ese sentimiento de soledad que me acompaña desde entonces, aunque en mi cara haya una sonrisa.
Como decía Fray Luis de León "Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma" por eso quizás sea mejor no intentar poner en palabras todos los sentimientos que una madre puede provocar en un hijo y todos los sentimientos que se generan cuando ese hijo pierde a su madre.
La madres son ejemplo de amor incondicional, de apoyo constante, de consuelo permanente, de dedicación, entrega y paciencia sin límites.
Por ella, porque por su vida dedicada a su familia merece al menos un homenaje que quede escrito para siempre, estoy hoy aquí intentando sin éxito expresar todo lo que ha significado y significa para mí ....
...y sólo puedo decir que es MI MADRE.


1 comentario:

  1. Hola. Desde que murió mi padre solo pienso en los buenos momentos y te lo juro que lo siento a mi lado, de una forma que no te puedes imaginar. No lo echo de menos porque está aquí, a mi lado tecleando el ordenador. Piensa en los buenos momentos habla con ella, verás como te está acariciando dando un beso

    ResponderEliminar